Recambio de prótesis mamarias PIP. Improcedencia de la medida cautelar por falta de acreditación de la urgencia.


 


G., M. G. c/ MEDICUS SA s/AMPARO DE SALUD.- 


Buenos Aires,  28  de  agosto de 2014.-


Y VISTOS; CONSIDERANDO: I.- Tiénese presente la notificación formulada y por contestado el traslado conferido a fs. 154.Agréguese la documentación acompañada.


II.- La parte actora solicita a fs. 130/131 como medida cautelar,  que Medicus S.A. disponga los medios necesarios para proceder a la intervención quirúrgica de remoción de las prótesis defectuosas PIP y colocación de una nuevas prótesis de buena calidad, acorde con los estándares nacionales e internacionales exigidos.La medida cautelar requerida por la actora tiene como particularidad la de configurar un anticipo – total – de jurisdicción favorable respecto del fallo final de la causa, por lo que se debe proceder con una mayor prudencia en la apreciación de los presupuestos que hacen a su admisión (conf. C.S. Fallos 316:1833, 319:1069 y 320:1633).Esta particularidad no determina por sí misma la improcedencia de la medida – que debe ser calificada como de autosatisfactiva – cuando existan circunstancias de hecho que, en el supuesto de no dictarse, sean susceptibles de producir perjuicios de muy dificultosa o imposible reparación en la oportunidad del dictado de la sentencia definitiva (cond. C.S. Fallos 320:1633).En efecto, el anticipo de jurisdicción que incumbe a los tribunales en el examen de este tipo de medidas no importa una decisión definitiva sobre la pretensión concreta del demandante y lleva ínsita una evaluación del peligro de permanencia en la situación actual a fin de habilitar una resolución que concilie – según el grado de verosimilitud – los probados intereses de aquél y el derecho constitucional de defensa del demandado (conf. Sala III, causa 5514/02 del 8.10.2002 y sus citas). Desde esa perspectiva, se puede concluir que resulta un presupuesto esencial para el dictado de estas medidas de carácter excepcional, la existencia de una situación tal que, si no se accediese a la tutela pretendida, se podrán generar daños que deben ser evitados (conf. C.S. in re “Salta, Provincia de c. Estado Nacional s/ acción de amparo”, 19.9.02,  publ. en E.D. del 24.2.03, fallo 51.883, pág. 7; Sala III, causa 3.302/03 18/7/03), sin que se pueda prescindir del análisis y de la acreditación de la concurrencia de los requisitos exigidos por la ley ritual para la procedencia de las medidas cautelares (art.195), tal como exige para cualquier resolución judicial (art. 34, inc. 4°, del Código Procesal).


III.- Ahora bien, en ausencia de precisiones aportadas por la actora en orden a la urgencia de la operación, pues el certificado acompañado a fs. 120 no resulta adecuado a los fines de probar el peligro en la demora, en tanto el médico solo hace referencia a que debe hacerse recambio de implante, considero que no se ha acreditado la urgencia de la realización de la operación de recambio de las prótesis mamarias, por lo que no se advierte la concurrencia del recaudo del peligro en la demora, el cual constituye un presupuesto de admisión de la medida requerida.Y como tampoco se cuenta con elementos que demuestren que se da una situación extrema, el cual es una de las notas esenciales de las medidas autosatisfactivas como la impetrada, se impone concluir que la suerte del pedido cautelar se encuentra, por ahora, indefectiblemente ligada a la de la acción principal, cuya tramitación deviene insoslayable, a los efectos de la efectiva definición de los derechos en juego.


Por ello, RESUELVO: Denegar la medida cautelar peticionada. Regístrese y notifíquese.-   


                                           PATRICIA BARBADO                                         


                                            JUEZA FEDERAL