Entrevista realizada por AEJBA a la Dra. Patricia Barbado, primera parte.


 


En el marco de las actividades que viene realizando la Comisión de Salud de AEJBA, se realizó el 26 de septiembre de 2008, en la sede de la Federación Judicial Argentina, el II Taller sobre Violencia Laboral y cuyo tema principal estuvo relacionado con “El acoso psicológico en el trabajo (mobbing) como manifestación de la violencia laboral. La respuesta jurídico legal en nuestro país”.


En dicha ocasión pudimos compartir experiencias con compañeros de la Universidad de Buenos Aires, Universidad Tecnológica Argentina, ANSES, INDEC , Correo Argentino, Judiciales no solo de la Ciudad de Buenos Aires sino también de otras filiales de la Federación Judicial.


La disertación estuvo a cargo de la Dra. Patricia Barbado, quien es abogada, egresada de la UBA, cofundadora y Presidenta de la Fundación Magna para la Promoción de la Dignidad en el Trabajo e Integrante del Consejo Consultivo de la Oficina de Asesoramiento sobre Violencia Laboral del Ministerio de Trabajo de la Nación. Es también autora de artículos y trabajos de investigación del tema, coordinadora de publicaciones colectivas y  promotora de diversas acciones de difusión para crear conciencia social de la existencia del fenómeno. Además, es docente y participante de cursos, talleres, conferencias y mesas redondas.


Ella nos comentaba en dicho momento que la violencia en el trabajo no queda reducida a la que se manifiesta a través de comportamientos físicos, sino que alcanza además a las conductas involucradas en el proceso de acoso psicológico que se ha llamado también de otras formas (“mobbing”, acoso moral o psicoterror laboral),


Esta patología sociolaboral no es nueva, tiene estructuras profundas y su progresión ascendente se debe a la degradación de los valores y a la perversión que los vínculos tanto sociales como laborales están experimentando en la actualidad y atentan contra el libre y sereno desarrollo de la vida.


A continuación transcribimos la primera parte de la entrevista que en esa ocasión le realizáramos a  la Dra. Patricia Barbado.


 


1-¿En que consiste el mobbing?


El “mobbing” es un comportamiento destructivo que puede permanecer encubierto a los ojos de los observadores que carecen de datos e información. Sólo se advierte que quien es la víctima del maltrato psicológico empieza a comportarse como una persona inestable, para luego tener otras manifestaciones somáticas o no que cronifican su estado y lo empeoran, para llegar, en algunos casos, a tomarla por loca o a convertirse, como dice la Dra. Hirigoyen, en una sombra de lo que fue.


2- ¿Es posible que la víctima advierta el proceso de persecución al que está sometida?


Generalmente, la víctima no entiende que es lo que le sucede. Primero, experimenta sorpresa y al mismo tiempo confusión. Luego, cuando los ataques se reiteran y al comportamiento agresivo del acosador se suman más ataques y/o la incomprensión de los demás que forman parte del entorno de la víctima -los  compañeros, su familia y sus amigos-, la víctima llega a asumir equivocadamente que ha sido su personalidad “difícil” o “susceptible” la que ha originado la pesadilla que experimenta y que puede a veces ser comparada a un auténtico “maleficio”.


3-¿Produce efectos en sólo en la salud de la víctima? ¿Se agravan con el tiempo?


En primer lugar la salud de la víctima se resiente por las manifestaciones psicosomáticas que los ataques a su dignidad le causan, pero fundamentalmente se daña su sentido de percepción. Cuando empieza a dudar de su propia percepción, pierde automáticamente la confianza en sí misma, considerando que todo es fruto de su imaginación exaltada. No sería extraño que la idea de llegar a la locura esté presente. Los sentimientos que experimenta que van desde el enojo al miedo o al terror extremo, la conducen luego a la desesperación hasta llegar a la apatía total e inclusive al suicidio. El proceso puede tener consecuencias desastrosas también para las restantes áreas de la vida de la víctima. No sólo se resiente su vida familiar por la incomprensión, sino que deja de tener vida social y deja de comunicarse con su entorno. Esta introversión le resta asimismo potencialidades para encontrar ayuda eficaz.


4- ¿Se trata de un fenómeno que ocurre con frecuencia? ¿Cuáles son sus causas? ¿Tiene alguna explicación?


Me animaría a decir que es frecuente. Sin embargo, no todos los casos llegan a una gravedad extrema. Se podría decir también que obedece a múltiples causas y que hay entornos y personas que lo favorecen. Fundamentalmente, ocurre por que la ética y el respeto ya no están presentes en las relaciones. Pero también se trata de un fenómeno cultural que permanecía oculto, por cuanto nuestra cultura sólo ponía el acento en lo tangible, en lo visible, en lo audible, o sea, sólo en lo físico. Afortunadamente, gracias a las investigaciones desarrolladas, ahora se da tanta importancia a los comportamientos físicos como a los psícológicos.


5- ¿Qué le pasa a la víctima de acoso psicológico? ¿Influye el acoso en su rendimiento laboral?


En su comportamiento la víctima manifiesta inseguridad, inestabilidad y duda. Esto influye sobre el trabajo y su capacidad intelectual se ve disminuida. Su conversación se vuelve monotemática y quejosa.


6- ¿Existen personas que por sus características tienen más posibilidades de ser elegidas como víctimas?


No hay un estándar definido, pero indudablemente son más propensos a sufrirlo las víctimas que poseen determinados valores (de cualquier naturaleza, sean, éticos, morales, intelectuales, artísticos), que precisamente el acosador carece y que, por ello, pretenderá destruirlos.


7- ¿Reacciona el acosado frente a este tipo de agresiones o las sufre en silencio?


Puede reaccionar respondiendo a la agresión, o bien puede soportarla y sufrir en silencio. Lamentablemente, cuanto más se prolonga el proceso el acosado, que podía ser valiente y luchador por propia naturaleza, puede transformarse en un ser temeroso y pusilánime.


8- ¿Existe alguna forma para defenderse de esta forma de violencia?


Es muy difícil que la víctima pueda defenderse, si no conoce qué es lo que sucede realmente. Hasta tanto no se difunda el tema y se cree la conciencia social de la perversidad del comportamiento de acoso es difícil que una persona pueda combatir el “mobbing”. Entiendo que la mejor forma de conducirse una persona acosada sería no agregando más antagonismo al entorno. Sobre todo si se tiene en cuenta que normalmente estará involucrada en un conflicto asimétrico, una comunicación asertiva y serena es lo más aconsejable. Pero fundamentalmente, es necesario que pida ayuda y se informe sobre el tema y empiece a actuar en defensa de su integridad.


9- ¿Qué es lo que sucede con el entorno que no reacciona ayudando a la víctima?


La explicación se puede encontrar en nuestra cultura que invisiviliza, insensibiliza, naturaliza y encubre los comportamientos violentos en general y con mayor razón la violencia psicológica cuyas manifestaciones pueden pasar más desapercibidas para los que no tienen la debida información ni formación.


10- ¿Cuáles son las formas de salir de la situación o bien de obtener ayuda eficaz ante la inacción del empleador?


Una forma de contribuir a solucionar el problema sería involucrarse, hacerse parte y empezar a hacer algo al respecto, es decir,  escribir, participar en asociaciones, apoyar otros proyectos, crear nuevos proyectos, hablar, comunicar, etc. Hay que tener en cuenta que ayudar a los demás es también una forma de ayudarse.


 


 En el próximo número de IGUALDAD, transcribiremos la segunda parte de esta entrevista, donde la Dra. Barbado nos informa sobre las características, fases y consecuencias de este fenómeno que es considerado por la OIT como el “flagelo” del Siglo XXI y por lo que se  insiste en la necesidad de comprometernos para erradicarlo de cualquier ámbito laboral.


 


El Acoso Psicológico Laboral es un avasallamiento de los derechos del trabajador que vulnera su integridad psico-física y su dignidad.


         Tanto las Leyes sobre Violencia Laboral que existen en el país, como la Constitución  y los Tratados Internacionales con jerarquía constitucional amparan a la víctima del Acoso Psicológico Laboral.


         Pero es sabido que mejor que curar es prevenir. Por ello, es fundamental no permitir que se instalen relaciones abusivas entre jefes y empleados, y si ya existieran, denunciar su presencia.


         El SILENCIO, es el mejor aliado del Acoso Psicológico Laboral para instalarse y perpetuarse.


 


Aprovechamos esta ocasión para invitarlos al III Taller que realizaremos el 14 de noviembre de 2008, a las 16 horas,  en la sede de la Federación Judicial Argentina. Rincón 74. Ciudad de Buenos Aires.  


Para informes e inscripción: saludaejba@yahoo.com.ar 


Lic. Myrian Castillo.


Comisión de Salud


 


                                                                                                                      AEJBA